4 principios básicos del diseño web

Conoce 4 principios del diseño web para que tu sitio web sea exitoso

Sabemos que el diseño web, es fundamental para llamar la atención de tu público objetivo.

En el caso de las tiendas virtuales, un óptimo sitio web es la herramienta que permite que tu cliente se quede y agregue al carrito tus productos.

Por eso, te mostraremos cuáles son los 4 principios básicos para tener el diseño web profesional que te hará triunfar en el mundo digital:

1. Principio de Compatibilidad

Un sitio web que no ofrezca una buena experiencia de usuario, se convierte de inmediato en un fracaso.

Además, una página web debe ser fácil de navegar para los motores de búsqueda, esto facilita una óptima indexación a los principales buscadores (y te ayuda a posicionar tu sitio web en Google).

Uno de los principios básicos del diseño web es los sitios o tiendas virtuales puedan ser navegados desde diferentes dispositivos sin comprometer la experiencia de navegación.

2. Principio de Funcionalidad

El principio de funcionalidad en el diseño de un sitio web radica en la función general que cumple una página en Internet. Normalmente, se trata de una serie de aspectos que el usuario no percibe.

Cuando se añade funcionalidad a una página web, se debe determinar qué tipo de arquitectura web se utilizará para construir el sitio, el tipo de servidor en el cual la página web se encontrará alojado y las características que se incluyen para mejorar la experiencia general de usuario.

3. Principio de Forma

El principio de forma en el diseño de un sitio web se basa en la visión general de la página y la forma en que se presenta el contenido. De hecho, es lo que el usuario observa al cargar una página web.

La clave, es determinar qué tipo de contenido se quiere presentar y cuál es el objetivo que éste cumple.

Otro principio básico del diseño web es la forma que se le da al diseño y como este afecta positivamente la percepción del usuario cuando entra en él.

4. Principio de Dinamismo

Uno de los componentes que más llama la atención de los internautas, es el dinamismo que puede ofrecer un sitio web.

Sin embargo, no puedes confundir la innovación con saturar al cliente con exceso de información, imágenes y elementos que no sean sencillos de entender, desde la parte visual de tu usuario final.