Los 8 errores más frecuentes al crear tiendas virtuales

Hay muchos errores frecuentes al crear tiendas virtuales que afectan su desempeño

Sin duda alguna, las tiendas virtuales ofrecen una serie de ventajas por sobre las tiendas físicas: puedes vender productos y servicios de una forma fácil y cómoda para tus clientes, su servicio es de 24 horas y reduce costos a diferencia de montar una tienda física.

Pero, aunque no lo creas, muchas tiendas virtuales cierran ante de su primer aniversario ¿por qué sucede esto? Bueno, incluso en las tiendas virtuales se pueden cometer una serie de errores que entorpecen la experiencia del usuario.

Se cree erróneamente que “si hay visitas, hay ventas” pero no es así.

Puedes recibir muchas visitas en tu tienda virtual, pero, si tus potenciales clientes no encuentran lo que buscan, sienten que les piden muchos datos o no se sienten seguros, abandonarán inmediatamente tu tienda sin comprar.

Es normal cometer errores, es por eso que a continuación, te mostraremos los 8 errores más frecuentes al crear tiendas virtuales; si crees que has cometido alguno ¡no te desesperes! Identificarlos es el primer paso para lograr soluciones que mejoren tu tienda virtual.

1. Diseño y experiencia del usuario 

Uno de los errores más frecuentes al crear tiendas virtuales, es que las personas decidan crearla por sus propios medios, para reducir algunos costos.

No por saber lo básico de un lenguaje de programación o usar algún plugin de tienda virtual, garantizará que tu tienda virtual sea un éxito.

Las paginas debes ser vistosas y funcionales, si se tiene en cuenta esto, las personas no solo encontrarán lo que están buscando, sino que también pueden interesarse en otra información que se encuentra alojada en tu tienda virtual.

Muy importante, en esta era la gente utiliza más los dispositivos móviles para realizar búsquedas en internet, es muy recomendable (por no decir que obligatorio) que tu sitio sea adaptable a los diferentes dispositivos móviles (lo que se conoce como diseño responsive).

Así, tu público objetivo podrá acceder a tu tienda virtual desde estos dispositivos y encontrará lo que busca tan fácil como si ingresaran desde un computador.

2. No tener información de contacto

Proporcionar los datos de contacto genera confianza en los clientes, ellos sentirán que tienen con quien contactar cuando tengan alguna duda con los productos o tengan problemas con el envío y muchas otras situaciones que pueden surgir.

No es necesario llenar de formularios todo el sitio web, la mejor decisión es dejar datos básicos como número de teléfono, correo y redes sociales en el footer y header de todas las páginas y lo que no puede faltar, una página de contacto.

3. No tener un motor de búsqueda (o que no funcione)

Es normal que muchas personas entren a una tienda virtual con una idea de lo que quieren, si tu tienda virtual no tiene un motor de búsqueda, o el que tiene no está optimizado, perderás a ese cliente.

Un buen buscador es aquel que pueda corregir la ortografía, entienda del plural y sinónimos, y que vaya lanzando sugerencias a medida que se escriba, todo esto con el fin de facilitar la búsqueda a tus clientes.

4. No transmitir seguridad al cliente

El temor de la gente a la hora de comprar en línea es sobre si su información personal estará segura. Si un sitio no transmite seguridad, no van a querer dejar sus datos y mucho menos comprar.

Como ya se mencionó anteriormente, es bueno tener los datos del contacto, pero también es bueno ver los diferentes métodos de pagos, políticas de envío, preguntas frecuentas, gestión de devoluciones y demás información que le genere seguridad a nuestros potenciales clientes.

En cuanto a los métodos de pago, trata de utilizar los que tus clientes utilizan, cuando un cliente ve que se puede pagar con un método de pago que el utiliza o es asequible para él, lo incentivará a comprar lo que tanto ha deseado y que en tu tienda ha encontrado.

5. No incluir información acerca del costo de envío

El no mostrar información y valores aproximados sobre el costo de envío es otro de los errores más frecuentes al crear tiendas virtuales, ya que si una persona no sabe nada sobre esto y antes de terminar la compra se entera que el producto vale más por este costo, inmediatamente cancelará la compra (y posiblemente no vuelva a entrar a tu tienda virtual).

Es decisión de la empresa si cobra gastos de envío, y ofrecer envío gratuito con o sin restricciones, independiente de lo que apliques, debes informar a tus potenciales clientes sobre estos términos, así, aumentarás las posibilidades de que ellos decidan adquirir tus productos.

6. Poca información acerca del producto

Tener una buena descripción de tus productos, características e imágenes que ilustren cómo es, aumenta las posibilidades de compra.

La información en la ficha técnica está sujeta al producto: no es lo mismo una camisa a un celular, ambos productos requieren información específica y las imágenes deberán mostrar diferentes cualidades y perspectivas de cada uno.

Así que, tomate el tiempo de llenar la ficha de tus productos con la mayor cantidad de información valiosa, y si puedes colocar varias imágenes del producto desde diferentes ángulos o mostrando diferentes detalles, será mejor.

7. Descuidar la atención al cliente

Por el hecho de ser una tienda virtual, no significa que debas dejar de atender a tus clientes.

No basta con que tus clientes sepan dónde y cómo contactarte, es muy importante responder a todos los mensajes que ellos te envíen, esto reducirá los riesgos de reembolso o descontento con el producto, además generará confianza y reputación entre tus clientes y el sector en el que te desempeñas.

La buena atención hacia el cliente es uno de los factores mas decisivos y diferenciadores que puede tener tu tienda virtual, así que no lo descuides.

8. No medir y revisar los diferentes datos

Google Analytics, es una herramienta que te permitirá medir diferentes datos sobre tu tienda virtual, tales como número de visitas, desde dónde llegan las visitas, cómo te encuentran, porcentaje de rebote, etc.

Saber todos estos datos te permitirá analizar cómo está funcionando tu tienda virtual, en qué está fallando y qué está funcionando, así podrás optimizar mejor tu tienda virtual para ofrecer un mejor servicio.

No te centres solo en el número de visitas, como ya dijimos, las visitas no se traducen en ventas.